sábado, 2 de julio de 2016

Xerox Alto: La restauración de un ordenador histórico

En las últimas cuatro décadas, el mundo de la informática ha visto su cuota de ordenadores legendarios, y si hay uno que merece una atención especial, es el Xerox Alto. Lanzado al mercado en marzo de 1973, el Xerox Alto fue el primer ordenador comercial controlado con una interfaz gráfica. El canal de YouTube CuriousMarc obtuvo acceso al proceso de restauración de un Xerox Alto, lo que llevará a la verificación de cada detalle en un ordenador con más edad de la que posee quien escribe estas líneas.

Xerox Alto
Xerox Alto: La restauración de un ordenador histórico
Varias fuentes presentan al Xerox Alto como «el primer ordenador de escritorio moderno». Usualmente, esa descripción cae sobre el IBM 5150 o IBM PC, pero la historia nos indica que hubo más de ocho años de diferencia entre ambos. De más está decirlo, el Xerox Alto apuntaba a un mercado muy diferente. Hablamos de una época en la que el concepto de «ordenador» se encontraba limitado a laboratorios o entornos especiales de uso compartido. La idea que dio forma al Xerox Alto fue desarrollada en un documento por el científico y administrador en PARC Butler Lampson (gracias a la magia de Internet podemos leerlo), y estuvo inspirado en el sistema NLS diseñado por nada menos que Douglas Engelbart, el inventor del ratón. Charles P. Thacker (uno de los inventores de lo que hoy se conoce como red Ethernet) se transformó en líder de proyecto, y después de dar luz verde a una serie experimental de 80 unidades (con un costo aproximado de 10.000 dólares cada una), el éxito del Xerox Alto fue tal que se construyeron unos dos mil ordenadores adicionales en los siguientes diez años.

Sin embargo, el Xerox Alto posee otro lugar especial en la historia por ser el sistema que la gente de Xerox le presentó a Steve Jobs durante su famosa visita a la compañía en diciembre de 1979. La interfaz gráfica controlada por ratón en el Xerox Alto (o tecnología WYSIWYG, «lo que ves es lo que obtienes») influyó directamente sobre el desarrollo del Apple Lisa, y un año más tarde, el Apple Macintosh. Con sólo abrir al Xerox Alto uno puede llegar a la conclusión de que era una maravillosa pieza de ingeniería electrónica en 1973. El Alto posee trece PCBs, de los cuales tres (Control, ALU y RAM) representan al procesador. La memoria RAM disponible era de 128 kilobytes, con capacidad de expansión a 512 kilobytes, pero esa no era una decisión que se pudiera tomar a la ligera, ya que cada «bloque» de 128 KB tenía un precio cercano a los cuatro mil dólares.

 La misión de restaurar a un Xerox Alto es titánica aún para aquellos con el conocimiento y el equipamiento necesario. Además de la antigüedad del ordenador, también debemos sumar su complejidad. El Alto necesita un total de cuatro fuentes de alimentación, proporcionando -15, +15, +12, -5 y +5 voltios al mismo tiempo. Las fuentes demandaron una cuidadosa evaluación, utilizando «cargas falsas» y un transformador variable. Capacitores agotados, corrosión, reparaciones previas deterioradas, un tubo CRT con más de 40 años sobre los hombros y una buena dosis de prueba y error seguramente traerán del lado oscuro a este histórico ordenador. Vale la pena seguir su progreso.

Fuente:
http://www.neoteo.com/xerox-alto-la-restauracion-ordenador-historico

1 comentario:

Blogger dijo...

Are you looking for free YouTube Subscribers?
Did you know that you can get these AUTOMATICALLY AND TOTALLY FOR FREE by using Like 4 Like?