sábado, 2 de julio de 2016

SanDisk Extreme microSDXC UHS-I: La tarjeta microSD más rápida del mundo

En marzo del año pasado, SanDisk presentó una tarjeta microSD de 200 gigabytes, la de mayor capacidad en el mundo por aquellos días. En ese espacio de quince meses, SanDisk fue adquirida por nada menos que Western Digital, y su estrategia general se ha expandido, ofreciendo no solo tarjetas de gran capacidad, sino también las más rápidas. La nueva reina del mercado es la SanDisk Extreme microSDXC UHS-I, con 256 gigabytes y una velocidad máxima de escritura en el orden de los 90 megabytes por segundo.

SanDisk
SanDisk Extreme microSDXC UHS-I: La tarjeta microSD más rápida del mundo
Son cada vez más las cámaras y los dispositivos móviles que pueden grabar vídeo en 4K, pero semejante resolución presenta un nuevo desafío, que es el del almacenamiento. Si a esto sumamos el detalle de que muchos modelos no poseen una ranura microSD para expandir su capacidad, el usuario queda en un aprieto. Aún así, los fabricantes principales de tarjetas están respondiendo al llamado con productos cada vez más robustos y veloces. Si lo pensamos por un momento, hay muchos drones allá afuera, y cámaras al estilo GoPro que necesitan con urgencia ese espacio externo adicional, bajo un formato compacto y conveniente como es el microSD.
SanDisk
Sí, esto es todo lo que SanDisk ofreció como imagen de prensa
De esa manera nos cruzamos con la nueva tarjeta SanDisk Extreme microSDXC UHS-I. SanDisk, que ahora se encuentra por completo bajo el ala de Western Digital (el anuncio fue en octubre de 2015, pero la adquisición se completó en mayo pasado), reclama a través de su publicación oficial el título de «tarjeta microSD más rápida del mundo» para este nuevo producto, y los números parecen inclinarse a su favor. La nueva tarjeta ofrece una velocidad de lectura de 100 megabytes por segundo, y 90 megabytes por segundo en escritura, apenas un escalón por arriba del equivalente que ofrece Samsung. En otras palabras, la SanDisk Extreme microSDXC UHS-I puede transferir una película HD completa en 45 segundos, y guardar hasta 14 horas de vídeo 4K.
De más está decirlo, la tarjeta deberá ser instalada en dispositivos que sean capaces de exprimir al máximo su rendimiento, o los números serán más bajos de lo que indicamos aquí. El precio oficial para este modelo específico es de 200 dólares, y llegará a las tiendas en el último trimestre del año, lo que probablemente le permita aprovechar la furia de compras del Black Friday.