domingo, 24 de julio de 2016

Videocasetera Q.E.P.D.: El último fabricante de videocaseteras finaliza su producción

La tecnología VCR tiene más de cuarenta años sobre sus hombros, y a pesar de que surgieron varios formatos superiores, todavía quedaba un fabricante dispuesto a desafiar el paso del tiempo: Funai Electric. Finalmente, la caída en las ventas de dispositivos y las dificultades para obtener componentes de calidad provocaron que Funai tome la decisión de abandonar la producción de videocaseteras luego de treinta años sin interrupciones.

Funai
Videocasetera Q.E.P.D.: El último fabricante de videocaseteras finaliza su producción
La última videocasetera que pasó por mis manos terminó desarmada para obtener la fuente de alimentación y algunos motores, mientras que en otro artículo mencioné que no quedó ni un solo VHS en mi casa. También tuve mi dosis de nostalgia al escuchar música en cassette… la cual duró menos de media hora, después de que el viejo equipo de audio se comiera la cinta y me hiciera recordar esos rituales de mantenimiento que debíamos hacer. Ahora, todos sabemos que los respaldos en cinta son muy apreciados en entornos profesionales, y esta descripción incluye tanto a radios y canales de televisión como servidores de almacenamiento profundo. Sin embargo, lo que nos tomó por sorpresa fue descubrir que aún quedaba un fabricante produciendo videocaseteras compatibles con el formato VHS. Los equipos Betamax vieron su fin en 2002, pero Sony interrumpió la fabricación de cintas en noviembre del año pasado. Todo esto sucedió en Japón, y hacia allá nos lleva la noticia.
Funai
Funai también lanzó híbridos VCR-DVD al mercado
El nombre de la compañía es Funai Electric, que posee licencias en los Estados Unidos de marcas como Magnavox, Sylvania y Philips, y además fabrica impresoras Lexmark. El breve anuncio fue publicado por el portal Nikkei, y destaca que Funai era el último fabricante comercializando dicha tecnología, después de que otros gigantes de la electrónica como Panasonic interrumpieran sus líneas de producción mucho tiempo atrás. La razón principal detrás de esta decisión parece ser la creciente dificultad para obtener componentes apropiados, y aunque se hace mención a un volumen de ventas cada vez menor, lo cierto es que en 2015 Funai vendió 750 mil videocaseteras, un número mucho más grande del que hubiéramos imaginado.
Por supuesto, ese volumen palidece frente a las 15 millones de unidades anuales que Funai vendió durante la era dorada del VHS. Otro detalle muy curioso es que el fin de las videocaseteras llega con el avance de las cintas VHS como material de colección. Existen reportes de películas muy raras, en especial aquellas pertenecientes al género del horror, que ya alcanzan los cuatro dígitos. En lo personal, reconozco que las videocaseteras son dispositivos muy complejos y una fabulosa demostración de ingeniería… pero las ventajas de los formatos modernos son demasiado grandes. Entre la humedad que arruinaba cintas y la lucha con el tracking, sinceramente no me gustaría volver a eso.

Fuente:
http://www.neoteo.com/videocasetera-q-e-p-d-ultimo-fabricante-videocaseteras-finaliza-produccion