domingo, 26 de marzo de 2017

Consiguen crear hidrógeno metálico

Casi un siglo después de que fuera postulado teóricamente, unos científicos han conseguido crear uno de los materiales más raros y quizá más valiosos del planeta.

El material, hidrógeno atómico metálico, ha sido creado por el equipo de Isaac Silvera y Ranga Dias, de la Universidad Harvard en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos.

Además de ayudar a los científicos a responder preguntas fundamentales sobre la naturaleza de la materia, se cree que el material tendrá una amplia gama de aplicaciones, incluyendo la de superconductor a temperatura ambiente.

“Se trata del santo grial de la física de alta presión”, valora Silvera. “Es la primera muestra de la historia de hidrógeno metálico en la Tierra, así que cuando la miras, estás viendo algo que nunca ha existido antes”.

Para crearla, Silvera y Dias comprimieron una diminuta muestra de hidrógeno bajo una presión de 495 gigapascales, mayor que la del centro de la Tierra. A esas presiones extremas, el hidrógeno molecular sólido se descompone, y las moléculas firmemente ligadas entre sí se disocian para transformarse en hidrógeno atómico, que bajo tales condiciones se comporta como un metal.

Si bien el trabajo abre una puerta hacia un mejor conocimiento de las propiedades generales del hidrógeno, también ofrece pistas atractivas sobre nuevos materiales potencialmente revolucionarios.

[Img #41607]

Imágenes microscópicas de las etapas en la creación de hidrógeno metálico: hidrógeno molecular transparente (izquierda) a unos 200 gigapascales, que es convertido en hidrógeno molecular negro, y finalmente en hidrógeno atómico metálico reflectante a 495 gigapascales. (Fotos: cortesía de Isaac Silvera)

Una predicción muy importante es que el hidrógeno metálico debería ser metaestable. Eso significa que si se le devuelve a la presión ambiental normal de la superficie terrestre, seguirá siendo metálico, de manera similar a la forma en que los diamantes se forman a partir del grafito bajo un calor y una presión intensos, pero siguen siendo diamantes cuando la presión y la temperatura descienden hasta los valores normales en la superficie terrestre.

Averiguar si el material es realmente estable es importante porque se cree que el hidrógeno metálico podría actuar como superconductor a temperatura ambiente. Eso sería revolucionario. Se pierde mucha energía eléctrica debido a la disipación durante la transmisión, así que si pudiéramos fabricar cables de este material, sin la problemática asociada a los superconductores que requieren bajas temperaturas, y utilizarlo en la red eléctrica, ello marcaría un antes y un después en la historia del uso humano de la electricidad.

Un superconductor a temperatura ambiente también podría cambiar radicalmente nuestro sistema de transporte, haciendo mucho más fácil y práctica la levitación magnética de trenes de alta velocidad, así como haciendo más eficientes los coches eléctricos y mejorando el rendimiento de muchos dispositivos electrónicos.

Fuiente:
http://noticiasdelaciencia.com/not/22903/consiguen-crear-hidrogeno-metalico/

Zoología Lunes, 6 marzo 2017 Bioingeniería Logran grabar en ADN y sin errores una película y un sistema operativo de ordenador

La humanidad podría pronto generar más datos de lo que los discos duros u otros sistemas de almacenamiento masivo puedan acoger de manera eficaz, un problema que ha hecho que los científicos presten atención al ADN, la antiquísima solución de la naturaleza para almacenar información.

En un nuevo estudio, Yaniv Erlich y Dina Zielinski, de la Universidad de Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, han demostrado que un algoritmo diseñado originalmente para streaming de video en un teléfono móvil o celular puede aprovechar casi por completo el potencial de almacenamiento del ADN gracias a poder comprimir mucho más la información en él que en cualquier otro sistema artificial existente de almacenamiento de información. También han demostrado que esta tecnología es muy fiable.

El ADN constituye un medio de almacenamiento ideal porque es ultracompacto y puede durar cientos de miles de años si se le mantiene en un lugar fresco y seco, como se demostró entre 2013 y 2016 con la obtención de ADN de huesos de un antepasado humano de hace 430.000 años, encontrados en una cueva española.

“El ADN no se degradará con el tiempo como sí les ocurrirá a las cintas de casete y a los CDs. No se volverá obsoleto, y si fuera así, los humanos tendríamos problemas mayores”, dice agudamente Erlich.

Erlich y Zielinski eligieron seis archivos para codificar, o escribir, en el ADN: un sistema operativo completo de ordenador, una película francesa de 1895 (“Llegada de un tren a La Ciotat”), una tarjeta de regalo de 50 dólares de Amazon, un virus de ordenador, el contenido de una placa diseñada como mensaje para extraterrestres y que viaja a bordo de las sondas espaciales Pioneer, y un estudio de 1948 del teórico de la información Claude Shannon.

[Img #42213]

Yaniv Erlich y Dina Zielinski. (Foto: New York Genome Center)

Erlich y Zielinski comprimieron los archivos en uno solo, y después dividieron los datos en secuencias cortas de código binario hecho de ceros y unos. Usando un algoritmo de corrección y borrado, empaquetaron aleatoriamente las secuencias en conjuntos denominados gotas, cartografiando los unos y los ceros de cada gota para las cuatro bases de nucleótidos en el ADN: A, G, C y T. El algoritmo excluyó combinaciones de letras conocidas por crear errores, y añadió un código de barras a cada gota para ayudar a reensamblar los archivos más tarde.

En total, generaron una lista digital de 72.000 cadenas de ADN, cada una de 200 bases de largo, y la enviaron en un archivo de texto a la compañía Twist Bioscience, de San Francisco, especializada en síntesis de ADN y en convertir datos digitales en datos biológicos. Dos semanas más tarde, recibieron un frasco conteniendo una pizca de moléculas de ADN.

Para recuperar del ADN sus archivos, utilizaron tecnología moderna de secuenciación que lee las cadenas de ADN, lo que fue seguido por el uso de un software que traduce el código genético de nuevo a código binario. Así, recuperaron sus archivos sin ningún error en absoluto.

También han demostrado que se podría crear una cantidad virtualmente ilimitada de copias con su técnica de codificación, mediante la multiplicación de su muestra de ADN a través de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), y que esas copias, e incluso las copias de sus copias, y así sucesivamente, pueden seguir almacenando, sin errores, la información original.

Finalmente, los investigadores han demostrado que su estrategia de codificación empaqueta 215 petabytes de datos en un único gramo de ADN, 100 veces más que lo conseguido con los métodos publicados por los investigadores precursores del almacenamiento de datos en ADN, George Church de la Universidad Harvard, y Nick Goldman y Ewan Birney del Instituto de Bioinformática Europeo. “Creemos que es el sistema de almacenamiento de datos de densidad más alta creado hasta ahora”, subraya Erlich.

Fuente:
http://noticiasdelaciencia.com/not/23304/logran-grabar-en-adn-y-sin-errores-una-pelicula-y-un-sistema-operativo-de-ordenador/

Tejido cardiaco humano creciendo en hojas de espinaca

Unos investigadores han recurrido al sistema vascular de las plantas para resolver un importante problema de bioingeniería que está bloqueando la regeneración de tejidos y órganos humanos.

Los científicos del sector se enfrentan a un desafío fundamental mientras buscan ampliar la escala de la regeneración de tejidos desde pequeñas muestras de laboratorio a tejidos más extensos, incluyendo piezas óseas e incluso órganos completos, para implantarlos en personas y tratar enfermedades o lesiones graves: cómo establecer un sistema vascular que suministre sangre al interior del tejido en desarrollo.

Las actuales técnicas de bioingeniería, incluyendo la impresión 3D, no pueden fabricar la red ramificada de vasos sanguíneos hasta el nivel capilar que se requiere para proporcionar el oxígeno, los nutrientes y las sustancias esenciales que se precisan para un adecuado crecimiento de los tejidos. A fin de solventar este problema, un equipo de investigación multidisciplinar del Instituto Politécnico de Worcester, la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad Estatal de Arkansas en Jonesboro, todas estas instituciones en Estados Unidos, ha decidido recurrir a las plantas. Estos investigadores han explorado la posibilidad de usar plantas descelularizadas como andamios, con capacidad de perfusión, para ingeniería de tejidos.

Las plantas y los animales explotan métodos fundamentalmente diferentes para transportar fluidos, sustancias y macromoléculas, pero existen similitudes sorprendentes en sus estructuras de red vascular. El desarrollo de plantas descelularizadas para servir como andamio abre otro capítulo en una nueva rama de la ciencia que investiga el mimetismo entre lo vegetal y lo animal.

[Img #42628]

En esta secuencia, una hoja de espinaca es desprovista de sus células vegetales, un proceso llamado descelularización. El proceso solo deja la vasculatura de la hoja. (Fotos: Worcester Polytechnic Institute)

En una serie de experimentos, el equipo de Glenn Gaudette cultivó células cardiacas humanas que podían latir sobre hojas de espinaca a las cuales se despojó de células vegetales. Hicieron fluir fluidos y microesferas parecidas en tamaño a los glóbulos sanguíneos humanos a través de la vasculatura de la espinaca, y sembraron con éxito las venas de esta última con las células humanas que recubren los vasos sanguíneos. Los investigadores pudieron así cultivar células cardíacas que latían sobre tales hojas descelularizadas.

Esto abre la puerta hacia el uso de múltiples hojas de espinaca para hacer crecer capas de músculo cardiaco sano que permitan dar tratamientos médicos avanzados a pacientes que han sufrido ataques al corazón.

 Fuente:
 http://noticiasdelaciencia.com/not/23595/tejido-cardiaco-humano-creciendo-en-hojas-de-espinaca/

sábado, 25 de marzo de 2017

Hola mundo del nuevo Delphi 10.2 Tokio

Hola:

Aquí se presenta la nueva versión de Delphi 10.2 Tokio.

Novedades:
http://docwiki.embarcadero.com/RADStudio/Tokyo/en/What's_New

Han corregidos 500 reportes por los clientes.
http://edn.embarcadero.com/article/44747

Puedes descargar la versión grauita Delphi Edition Starter.

Descargar

Aquí hice una prueba muy básica sobre Delphi 10.2 Tokio con dos botones, uno para saludar y el otro para despedirse en una etiqueta.



Introduces un label y dos button.

Haz doble clic en el botón del formulario y pon este código:

Label1.Caption := 'Hola mundo.';

Este otro para la despedida:

Label1.Caption := 'Adiós mundo.';

Código fuente completo:

unit Saludar;

interface

uses
  Winapi.Windows, Winapi.Messages, System.SysUtils, System.Variants, System.Classes, Vcl.Graphics,
  Vcl.Controls, Vcl.Forms, Vcl.Dialogs, Vcl.StdCtrls;

type
  TForm1 = class(TForm)
    Label1: TLabel;
    Button_Saludar: TButton;
    Button_Despedir: TButton;
    procedure Button_SaludarClick(Sender: TObject);
    procedure Button_DespedirClick(Sender: TObject);
  private
    { Private declarations }
  public
    { Public declarations }
  end;

var
  Form1: TForm1;

implementation

{$R *.dfm}

procedure TForm1.Button_DespedirClick(Sender: TObject);
begin
  Label1.Caption := 'Adiós mundo.';
end;

procedure TForm1.Button_SaludarClick(Sender: TObject);
begin
     Label1.Caption := 'Hola mundo.';
end;

end.

Se hará tutoriales sobre encender y apagar un Led con Arduino y Delphi mediante puerto serie. ;)

Saludos.

Curiosity captó en Marte nubes sometidas al efecto onda de gravedad


El rover Curiosity sigue de misión en la superficie de Marte, donde el verano pasado logró captar imágenes de las nubes del planeta rojo sometidas al efecto que se conoce como onda de gravedad, algo que como vimos en esta noticia puede ser realmente impresionante.
Como sabrán nuestros lectores más avanzados el fenómeno de onda de gravedad es algo que se produce en muchos planetas, la Tierra incluida, y se describen en este caso como las ondas generadas por los cuerpos nubosos como respuesta a la perturbación que produce la fuerza de gravedad en ellos, intentando alterar su equilibrio inicial.
La atmósfera de Marte presenta una densidad muy baja. A pesar de ello gracias a la exploración llevada a cabo por Curiosity sabíamos que las nubes pueden producirse en formaciones bastante intensas a primera hora de la mañana, pero lo que no nos esperábamos era que se pudiera repetir el fenómeno de la onda de gravedad en la zona ecuatorial del planeta rojo.

Es una pequeña gran sorpresa que demuestra una vez más que Marte es un exotismo que nos recuerda constantemente a nuestro hogar, la Tierra, y que da un poco más de fuerza a esas teorías que nos pintan lienzos de un pasado lejano, en el que esa polvorienta bola anaranjada vistió tonalidades azules y verdosas.
No se puede negar que Marte es muy diferente a la Tierra, pero al mismo tiempo dentro de esas grandes diferencias encontramos parecidos tan grandes y tan claros que se pueden resumir con una frase muy sencilla: Marte es tan diferente a la Tierra que no podríamos vivir directamente sobre él, pero es tan parecido que es el único que podríamos colonizar con “poco esfuerzo”.

Fuente:
http://www.muycomputer.com/2017/03/25/curiosity-marte-nubes-onda-gravedad/

¿Por qué los ordenadores viejos tenían cerraduras?

Los ordenadores antiguos estaban llenos de pequeños detalles muy peculiares, y que en algunos casos eran exclusivos del fabricante: El reloj LED que enseñaba la frecuencia, el botón «Turbo», las teclas especiales, y por supuesto, la cerradura. ¿Por qué era una buena idea poner cerraduras en los sistemas de antaño? Dependiendo de la aplicación, se buscaba impedir el ingreso de comandos, bloquear el acceso al interior de la PC, o evitar su encendido fuera de horario.

Si has llegado a utilizar un ordenador de la «era pre-Windows 95», es probable que recuerdes algunas características de su carcasa. Una de las más llamativas era el botón Turbo. Muchos programas dependían de la frecuencia del CPU para su timing, y a medida que el hardware ganó velocidad, pasaron a funcionar demasiado rápido. «Desactivar el Turbo» ayudaba a esos programas a recuperar el timing, y todos éramos felices. Pero después estaba esa extraña cerradura. «Keylock», indicaban ciertos modelos. El ordenador personal es una demostración contundente del avance tecnológico, y aún así, muchas unidades venían con uno de los elementos más tradicionales en materia de seguridad. ¿Por qué?

El canal de YouTube Lazy Game Reviews, dedicado a retroinformática y juegos clásicos (entre otras cosas), lo explica con precisión. La función más común de la cerradura era desactivar el teclado. Con un giro de la llave, la placa base recibía la orden de ignorar cualquier señal, y evitar así el ingreso de comandos no deseados. Otro de sus objetivos era impedir el acceso al interior del ordenador. Anular la cerradura se limitaba a desconectar un cable con la carcasa abierta, pero muchas cerraduras combinaron ambas funciones. Ciertas cerraduras tenían la capacidad de desactivar el acceso al disco duro, o con el uso de un accesorio externo, bloquear el encendido.
Un IBM 5170. La cerradura está entre el logo y los botones de la carcasa.
El primer fabricante en instalar una cerradura con llaves tubulares fue IBM, a través de su ordenador 5170 (el clásico «IBM AT»). En agosto de 1984, el IBM 5170 costaba seis mil dólares, y los mecanismos de seguridad vía software eran nulos. No había contraseñas, ni perfiles, ni administración remota. El IBM 5150 (IBM XT) no poseía ninguna protección, por lo que el Gigante Azul lanzó una «Keylock Option», cerradura para el interruptor de encendido, que también incluía un «dummy plug» compatible con la toma de energía. El mercado no tardó en copiar a IBM, y otras compañías adoptaron variantes más robustas, como el caso de SGI con su barra de metal. Al final, lo que «mató» a la cerradura fue la llegada de las contraseñas a nivel software (BIOS y sistema operativo), aunque los usuarios hicimos nuestra parte perdiendo llaves con extrema facilidad…

Fuente:
http://www.neoteo.com/por-que-los-ordenadores-viejos-tenian-cerraduras/

Usando smartphones como servidores Linux

La idea de un smartphone Android abandonado en un oscuro cajón es cada vez más frecuente. Si se trata de un modelo demasiado viejo o su reparación no vale la pena, lo más probable es que quede ahí, esperando a una segunda oportunidad que tal vez no llegue nunca. Sin embargo, muchos entusiastas del hardware están explorando usos alternativos para esos smartphones, y uno de ellos es el de servidor Debian.

Los mejores proyectos de hardware pueden comenzar con un accidente. Una pantalla rota, botones que dejan de funcionar, errores en el firmware, la lista sigue. Los fabricantes arrojan la toalla con una velocidad escalofriante al brindar soporte, pero si los espíritus del hacking nos ayudan, puede que haya un poco de información adicional en la Web. Tomemos el ejemplo de los smartphones Android. Se supone que el sistema operativo es abierto, pero los OEM se encargan de modificar las imágenes a un punto tal que se convierten en algo exclusivo para cada modelo. Como si eso fuera poco, los detalles sobre los componentes tienden a ser escasos. Aún con estas dificultades, hay entusiastas allá afuera muy interesados en reutilizar smartphones y tablets, lo que nos lleva al blog de Pete Scargill y sus esfuerzos para crear un servidor Debian.
Linux Deploy es muy interesante, pero su documentación necesita trabajo
Todo comenzó con un teléfono Oukitel K10000 que recibió de un amigo con la pantalla rota. El primer paso fue habilitar el acceso root en el dispositivo a través de kingroot.net, y luego descargó una aplicación de la Play Store llamada Linux Deploy, cuya documentación se encuentra en ruso. Scargill recomienda un smartphone con 16 GB de almacenamiento interno, aunque técnicamente es posible experimentar con unidades de 8 GB (quedarán menos de 2 GB disponibles). Dentro de la app hay un repositorio con una copia de Debian 8 para ARM, y después de algunos ajustes (sin mencionar una larga espera durante su instalación), debería quedar todo listo para acceder al smartphone vía WinSCP o similar.
Con Debian instalado, el smartphone es ahora un servidor. Necesitamos ver más casos como este.
Una de las cosas que instaló Scargill fue Node-Red, y para ello utilizó un script originalmente preparado con el Raspberry Pi en mente. De hecho, su proyecto mantiene cierta relación con el mini ordenador (el usuario en Debian es «pi»), pero al final del día es una bestia muy diferente. El K10000 tiene 2 GB de RAM, y una batería de 10.000 mAh que en esencia funciona como UPS. Otros dispositivos que formaron parte de la prueba son el Xiaomi Redmi 3, el OnePlus One, y la edición 2012 de la tablet Nexus 7.

Fuente:
http://www.neoteo.com/usando-smartphones-como-servidores-linux/