sábado, 28 de enero de 2017

Así rinde Resident Evil 7 en una APU A10-7890K con DDR3 a 2.133 MHz


Justo ayer publicamos nuestro análisis de la última entrega de la conocida y querida franquicia de Capcom, un juego sobresaliente que los chicos de WCCFTech han puesto a prueba sobre una APU A10-7890K de AMD para ver cómo rinde Resident Evil 7 con una GPU integrada que podemos considerar como de gama alta.
Antes de comentar los resultados os recordamos las especificaciones clave de dicha APU y la configuración del equipo que han utilizado:
  • A10-7890K con CPU de cuatro núcleos (Steamroller) a 4,1 GHz-4,3 GHz, modo normal y turbo, y GPU Radeon R7 con 512 shaders a 866 MHz.
  • 16 GB de DDR3 a 2.133 MHz en cuatro módulos, de ellos se dedican 2 GB a la iGPU.
  • SSD de 240 GB.
Como podemos ver si queremos jugar en 1080p y tener una fluidez aceptable (medias de 30 FPS) la configuración optima pasa por ajustar la calidad en bajo, escala de resolución 1 y renderizado en modo entrelazado.
Si bajamos la resolución a 900p tenemos una mejora de rendimiento considerable que nos permite jugar de forma fluida incluso con el renderizado en modo normal. Finalmente vemos que en 720p el rendimiento mejora muchísimo y que con dicha resolución es posible disfrutar de Resident Evil 7 a la perfección con una APU A10-7890K.
En general creo que los resultados son muy positivos, tanto que estoy deseando ver qué consigue AMD con su próxima generación de APUs basadas en ZEN y Polaris.

Fuente:
http://www.muycomputer.com/2017/01/27/resident-evil-7-apu-a10-7890k/