sábado, 16 de enero de 2016

Microsoft anuncia cambios en el soporte de hardware para Windows 10

Las aventuras de Redmond con Windows 10 están lejos de terminar, y aunque la última ronda de novedades toca más de cerca a los usuarios empresariales, de allí surgen varios detalles que demandan nuestra atención. En primer lugar, tendrán un total de 18 meses para pasar sus terminales basadas en la plataforma Skylake al nuevo sistema operativo, y en segundo lugar, la próxima generación de chips Intel, AMD y Qualcomm sólo será soportada por Windows 10.

Skylake
Microsoft anuncia cambios en el soporte de hardware para Windows 10
Un punto delicado en cualquier sistema operativo es el soporte de hardware. Los usuarios de Linux han luchado durante años contra el rechazo o la falta de interés de algunos fabricantes, pero en el caso de Microsoft, la historia es mucho más ruidosa. La Web está repleta de anécdotas sobre impresoras, scanners, cámaras y otros dispositivos que funcionaban bien en una versión de Windows, sólo para esfumarse en el aire con la edición siguiente. Tanto Microsoft como el resto de las compañías afectadas argumentan que estas decisiones de soporte siempre se toman pensando en la experiencia del usuario, pero si sólo se escuchan críticas, uno tiende a pensarlo dos veces. Las últimas versiones de Windows funcionan bastante bien en hardware actual, pero si tenemos en cuenta el anuncio más reciente del vicepresidente Terry Myerson, se vienen algunos cambios.
Skylake
La regla es «nuevo software para nuevo hardware», indpendientemente de las intenciones del usuario
La primera novedad es que los usuarios empresariales con terminales basadas en la nueva arquitectura Skylake de Intel tendrán hasta el próximo 17 de julio de 2017 para adoptar a Windows 10. Después de esa fecha, los ordenadores Skylake que sigan en Windows 7 y Windows 8.1 sólo recibirán las actualizaciones de seguridad «más críticas», asumiendo que no perjudiquen la estabilidad o la compatibilidad de dichos sistemas. Microsoft habla de «una lista de dispositivos soportados» (tres modelos Dell, dos HP y tres Lenovo) que serán alcanzados por la nueva política, pero el mensaje en la pared es bastante claro: Windows 7 y Windows 8.1 dejarán de ser una prioridad sobre nuevos ordenadores. El resto del hardware «pre-Skylake» seguirá recibiendo parches tal y como está declarado en los ciclos de soporte (enero de 2020 y 2023 respectivamente).
A esto se suma la confirmación de que la próxima generación de procesadores, representada por la arquitectura Kaby Lake de Intel, Bristol Ridge de AMD, y la serie 8996 de SoCs Qualcomm, sólo será soportada por Windows 10. Otro aspecto curioso del anuncio es que no hace ninguna mención sobre las versiones de Windows destinadas a servidores. Estamos completamente convencidos de que muchos usuarios con sistemas Skylake o superiores tratarán de instalar Windows 7 o Windows 8.1 de todos modos, y si bien podrán hacerlo (después de todo, el instalador debería permitirlo) el mensaje de Redmond es que no darán soporte oficial a esas configuraciones. Imagino que a los fabricantes les agradará la idea, pero el mundo empresarial se mueve con otras reglas, otras herramientas, y otros tiempos.

Fuente:
http://www.neoteo.com/microsoft-anuncia-cambios-en-el-soporte-de-hardware-para-windows-10