sábado, 23 de enero de 2016

Cómo y por qué cambiar tu dirección MAC en Windows, Linux y OSX (I)

Cuando hablamos de dirección MAC es habitual ver caras de sorpresa, sobre todo entre aquellos usuarios menos expertos, que pueden llegar a quedar tan confundidos que acaben asociándolo a algo relacionado con productos Apple.
Ya tocamos el tema en la segunda parte de nuestro especial sobre conceptos básicos de redes, así que no volveremos a repetir lo que ya expusimos en aquél artículo, ya que el objetivo de éste es enseñaros los pasos que debemos seguir para cambiar nuestra dirección MAC en Windows, Linux y OS X.
Antes de nada, ¿por qué debería cambiarla?
La dirección MAC es algo único que identifica a nuestro equipo, y por ello es un elemento importante dentro del mismo que debemos cuidar y proteger, ya que si no lo hacemos podríamos llevarnos más de un disgusto.
Así, si por ejemplo usamos nuestro portátil con la dirección MAC por defecto en una red WiFi pública nos exponemos a una posible clonación y uso indebido de la misma. Dicha dirección también se utiliza para rastrear dispositivos, así que cambiarla también contribuye a mantener nuestra privacidad.
Como vemos seguridad y privacidad son dos de los principales motivos, pero hay muchos más, como por ejemplo mantener el acceso a Internet en redes públicas que limitan temporalmente el mismo en base a la MAC que identifican o para solventar problemas con las listas MAC de nuestro ISP cuando se nos estropea nuestra tarjeta de red y montamos una nueva.
Tras esta exposición tenemos claros los principales motivos y también podemos conocer un poco mejor la importancia que tiene la dirección MAC para cualquier usuario que se conecte a Internet.
En la segunda parte veremos el “cómo”, esto es, el proceso detallado para cambiar la dirección MAC en equipos basados en los tres principales sistemas operativos que se utilizan actualmente; Windows, Linux y OS X.

Fuente:
http://www.muycomputer.com/2016/01/22/como-cambiar-tu-direccion-i