lunes, 13 de marzo de 2017

Diez cosas interesantes sobre Neptuno, un vecino muy lejano

Neptuno es uno de los planetas de nuestro sistema solar que menos atención y “cariño” ha recibido, tanto por parte de los medios como de los propios expertos, pero eso no quiere decir que sea un mundo aburrido, ni mucho menos.
Actualmente Neptuno se mantiene como el planeta más lejano de los que forman el sistema solar (siempre por orden de cercanía al Sol), puesto que anteriormente correspondía a Plutón, hasta que acabó metido en la categoría de planeta enano.
Como hemos adelantado en el título en este artículo vamos a hacer una recopilación con diez datos sorprendentes sobre ese lejano mundo de gas y hielo, que como sabemos comparte nombre con el dios romano del mar (Poseidón en la mitología griega).
Neptuno 1 (5)

1-Es una bola azulada de hielo y gas con temperaturas gélidas

Muchos creen que Neptuno es un gigante gaseoso puro, pero al igual que Urano presenta muchas diferencias con los que sí cuadran perfectamente en esa categoría, como Júpiter y Saturno.
La más importante es que las capas inferiores del planeta están compuestas por grandes cantidades de hielo, lo que ha llevado a los expertos a encuadrarlo en la categoría de gigante helado.
Ese color azul intenso que muestra se debe a los rastros de metano que se encuentran en las regiones periféricas exteriores. Su temperatura puede llegar hasta los -224 grados.
neptuno

2-Tiene catorce lunas, una de ellas con “sorpresa”

Como suele ocurrir con los planetas de gran tamaño Neptuno tiene una gran cantidad de satélites. Los expertos han identificado 14 lunas, aunque la cifra podría ser mayor ya que no ha sido cerrada definitivamente.
De esas lunas Tritón es la única que tiene una forma totalmente esférica y se cree que originalmente fue un planeta enano que acabó cediendo a la atracción del campo de gravedad del gigante helado.
Se ha confirmado que Tritón es un cuerpo rocoso y helado, lo que lo convierte en algo muy parecido a Plutón, y que además tiene actividad volcánica. Es el cuerpo más frío de todos los conocidos en el sistema solar, ya que registra temperaturas de -235 grados.

3-Es el planeta más denso del sistema solar

Nuestro vecino azulado es el más alejado del Sol, pero también es el cuarto más grande del sistema solar (el tercero por masa) y el más denso de los gigantes de gas.
Su masa es diecisiete veces mayor que la de la Tierra, y además es mucho más grande que nuestro planeta, como podemos ver en la imagen comparativa a escala que acompañamos.
Para que comparéis mejor os damos dos datos, la Tierra tiene un diámetro ecuatorial de 12.742 kilómetros y Neptuno llega hasta los 49.244 km.

4-Su gravedad es parecida a la de la Tierra

Como dijimos este gigante helado no cuadra en la categoría de gigante gaseoso puro, pero tiene cosas en común con aquellos, y una de ellas es que en teoría no podríamos pisar su superficie, nos iríamos hundiendo hasta llegar a su núcleo sólido.
Sin embargo esa fuerza de gravedad que nos atraería hacia el núcleo del planeta es muy parecida a la que tenemos en la Tierra.
Según los estudios más recientes la gravedad de Neptuno sólo supera a la de la Tierra en un 17%. Esto es posible porque aunque tiene 17 veces más masa también es cuatro veces más grande (por diámetro), lo que significa que esa masa se reparte y no queda tan concentrada.
Neptuno 1 (4)

5-Tiene los vientos más potentes del sistema solar

¿Crees que un tornado da miedo? Sí, desde luego, ya que hablamos de vientos a más de 480 kilómetros por hora, pero con ese dato en mente imagina lo que puede hacer una corriente de vientos a 2.400 kilómetros por hora.
Esa es la velocidad que alcanzan en Neptuno, y según los expertos es posible por la baja fricción que existe en la atmósfera del planeta, fruto de las bajas temperaturas y del flujo continuo de gases.

6-Un año en Neptuno equivale a 165 años terrestres

El año en nuestro vecino azul, entendido como el tiempo que tarda en completar una vuelta alrededor del Sol, equivale a 165 años en la Tierra.
Esto quiere decir que un humano no llegaría a vivir un año completo en Neptuno, y siguiendo la esperanza de vida media actual ni siquiera lograría llegar al medio año neptuniano.
Sin embargo un día dura apenas 16 horas y 6 minutos, debido a la alta velocidad del planeta sobre su propio eje. Un día en la Tierra dura 24 horas, así que podemos ver claramente la diferencia.
Neptune

7-Tiene anillos, pero muy tenues

Al igual que otros planetas de gran tamaño como Júpiter el planeta del dios del mar tiene anillos, aunque son muy tenues y débiles.
Están compuestos mayoritariamente de partículas y restos de polvo y roca, con una base de carbono que los hace más parecidos a los de Júpiter que a los de Saturno o Urano.
En total se han identificado cinco anillos con tamaños muy dispares. Los más pequeños rondan unos 100 kilómetros de ancho, mientras que los más grandes llegan a los 5.000 kilómetros.

8-Su clima es extremo y muy activo

Los gigantes de gas se caracterizan por tener tormentas muy activas y de gran envergadura, y en este sentido Neptuno no es una excepción.
Ya hemos visto que sus vientos pueden alcanzar los 2.400 kilómetros por hora, pero además se han identificado zonas donde se provocan cúmulos tormentosos enormes de consecuencias impresionantes.
Uno de ellos se denominó como “La Gran Mancha Oscura”, una zona que se comparó con la “Gran Mancha Roja” de Júpiter, pero que al final acabó siendo asimilada como una gran depresión de la atmósfera de Neptuno.
Su tamaño era similar al de la Tierra.
Neptuno 1 (1)

9-Es pequeño “desconocido” incluso para los expertos

Está claro que sabemos cosas de Neptuno y que no es un completo extraño para nosotros, pero hasta 1989 los datos que teníamos de dicho planeta eran mínimos.
Dicho año estuvo marcado por la visita al planeta de la sonda Voyager 2, que nos ayudó a conocer un poco mejor a este gigante de gas y a conseguir datos e información importante.
Sin embargo no se han producido misiones posteriores para continuar con su estudio, y todavía hoy no hay planes para hacerlo.

10-Está muy lejos y podría tener un núcleo con diamantes enormes

Sabemos que es el último planeta del sistema solar y que por tanto hace falta mucho tiempo para llegar hasta él, ¿pero sabes cuánto?
No podemos darte una cifra exacta, pero en su momento la misión Voyager 2 (lanzada en 1977) tardó 12 años en llegar. Por su parte New Horizons, lanzada en 2006, tardó nueve años en llegar a Plutón, que está todavía más lejos que Neptuno.
Por último otro dato curioso, y es que se cree que el núcleo de Neptuno podría estar formado de diamantes gigantes, aunque sería imposible conseguirlos, al menos con los medios actuales.

Fuente:
http://www.muycomputer.com/2017/03/12/dicosas-interesantes-neptuno/